La custodia compartida

La custodia de los niños es una de las consecuencias más graves de la separación. Aún cuando el divorcio esté mas que justificado en los casos en las parejas ya no pueden o no quieren seguir juntas, los niños son generalmente quienes pagan los platos rotos de una mala relación. Hasta ahora lo considerado «normal» es que los peques se queden junto a su madre porque… «¿dónde podrían estar mejor?». El problema se suscita cuando los motivos de la separación se relacionan con un engaño, por ejemplo. Una mujer herida puede ser muy peligrosa. Si se siente engañada y traicionada, no dudará en alejar a sus hijos para hacerle daño a su ex pareja. Y entonces ¿dónde están los derechos del padre?

En ningún caso justifico el engaño y la traición en el matrimonio. Estoy en pro de la honestidad y de las relaciones claras. Para mi es todo o nada, sin medias tintas, pero creo que los niños no tienen la culpa de la situación. Un mal esposo no tiene porque ser necesariamente un mal padre. Hay casos documentados de mujeres que han inventado que sus parejas las han maltratado y golpeado solo para mantener la custodia absoluta y evitar que los menores vean a su papá. ¿El motivo? Lastimarlos por venganza.

Pero ¿y los niños? ¿Acaso esas mujeres no saben que lo mejor para los chicos es sentirse amados por su padre y por su madre? Que una mujer utilice la lucha que existe contra la violencia de género solo para vengarse es algo que me supera. Ir a comisaría a poner una denuncia falsa por agresión y hacer que los funcionarios pierdan el tiempo solo para que una mujer se salga con la suya, es una falta de respeto para con las víctimas que han muerto en manos de sus parejas.

Por eso me alegra saber que el pasado mes de julio, el Senado aprobó una moción que insta al Gobierno español a realizar las reformas necesarias para que la custodia compartida de los hijos sea considerada el régimen preferente que deberá adoptar el juez en los procesos de separación y divorcio.

Se mire por donde se mire, esta reforma no tiene pérdida. La medida no solo permitirá una custodia justa y necesaria, sino que obligará a los progenitores a involucrarse en la educación y el desarrollo del menor, algo que hasta ahora era -casi- competencia exclusiva de las mujeres separadas.

Claro que también hay padres que no se ocupan para nada de sus hijos, o que se limitan a pasar la pensión asignada por un juez y se olvidan del tema. Lo importante es estudiar meticulosamente cada caso para evitar errores siempre pensando en lo más importante: el bienestar de los niños.

Aunque las ventajas de la custodia compartida son muchas, estás tres son fundamentales:

– Disminuye el riesgo del impago de pensión.

– Evita que los niños rechacen al padre que no tiene la custodia, ya sea influenciado o por que se siente abandonado.

– Evita que los niños sean manipulados y utilizados para perjudicar a uno de sus progenitores.

Una cosa debe quedar clara: los dolores de parto no otorgan a la mujer derecho de exclusividad sobre los hijos. No por haberlos parido puede adueñarse de ellos, lastimarlos o separarlos de su padre sin justificación alguna. Los papás también pueden exigir estar con los pequeños el tiempo necesario para formar parte de su vida.

<a href="http://twitter.com/share?url=<?php echo urlencode(the_permalink()); ?>&text=<?php echo urlencode(the_title()); ?>&via=aprendizdemadre&related=aprendizdemadre">Twittear</a>

Anuncios

4 comentarios »

  1. SusanaPino said

    Todavía sigo sin comprender por que no existe igualdad en un tema tan importante como es la custodia de un niño. Partiendo de que la custodia compartida en la mayoría de los casos es un imposible, realmente, si somos objetivos, otorgar la custodia a la madre no es una obligación de ley. Quizá lo que nos debemos plantear es : ¿ por qué los jueces le dan la razón a las madres sí o sí?
    Hay buenos padres y buenas madres, y lo más importante es la felicidad del niño, cosa que suele pasar a un segundo plano por desgracia…

  2. Mónica said

    Hola Azu, este es un tema bastante complicado, porque cada situación es tan diferente. Justamente le escuchaba a una amiga decir hace poco “por qué los jueces no le dan la custodia a la mamá directamente sin hacerle pasar por tanto sufrimiento a ella y al niño”. Y ella lo dice con toda la experiencia de haber vivido el lado difícil de proteger a su hijo de su propio padre.

    Lastimosamente acá en Ecuador y en la mayoría de países no hay tiempo para hacer un seguimiento real -y respetuoso- de cada caso.

    Yo no puedo entender cómo puede enviársele a un niño que nunca ha estado con su padre a pasar un fin de semana o unas vacaciones con este, solo porque la ley lo dice. Esta debería considerar un tiempo de aproximación, para que primero el niño gane su confianza y luego todos estén de acuerdo en el régimen de visitas.

    Lastimosamente, muchas mamás y papás anteponen sus intereses y frustraciones propias al bienestar de sus hijos, y los jueces no pueden estar al tanto de todos los detalles, peor aún cuando existen varias versiones.

    • alfonsin said

      Hola Mónica, tienes razón en que cada caso es distinto. Lo cierto es que ambos progenitores tienen derecho a disfrutar de sus hijos aunque no sean capaces de vivir bajo el mismo techo, siempre y cuando sean padres responsables. un abrazo

  3. Gisse said

    Hola Susy:

    Como bien dices, cada mama y papá tiene derecho a convivir con sus hijos aun no viviendo en el mismo techo, pero la palabra clave de este asunto: PADRES RESPONSABLES, que a pesar de no vivir juntos comparte el mismo compromiso que una vez juntaron esa unión: Compromiso.
    No se trata de cumplir mensualmente con una pensión asignada sino de estar en el mismo rol que la madre por el crecimiento del hijo sea emocional, espiritual y material.
    A los hombres se les hace fácil salirse de una relación para continuar otra vida de familia y olvidarse de la que hizo primero, pero el sentido del ser humano o la esencia del hombre o mujer ante la llegada de los hijos es ser PADRES RESPONSABLES CON SUS HIJOS para que tengan derecho y sentirse orgullosos de los hijos que estan formando.

    Te mando un saludo, aunque la distancia ha hecho que nos olvidemos un poco, el cariño esta latente. Te quiero Susy

RSS feed for comments on this post · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: