In memoriam

Cierra los ojos e imagina la risa de un niño… de cincuenta niños. Escúchalos cantar y divertirse. Observa sus rostros iluminados con la chispa de la inocencia. Un rato después duermen la siesta y reina el silencio.

De repente sólo hay gritos y humo. Los adultos corren desesperados intentando encontrar salidas. Muchos niños se quedan entre las llamas.

Solos, llorando, sufriendo… muriendo.

Hoy hace una año del terrible incendio de la guardería ABC en Hermosillo, Sonora (México) en el que 49 menores perdieron la vida. No hay culpables. Los propietarios salieron en libertad bajo fianza. La guardería estaba situada junto a un almacén con materiales tóxicos. No tenía salidas de emergencia, ni detector de incendios, ni extintores… sin embargo, las autoridades aseguran que se trató de un «lamentable accidente». Tranquilos, no pasa nada.

Anuncios

5 comentarios »

  1. Mamá de Alta Demanda said

    Que injusta la vida. Desde ayer tengo imágenes en mi cabeza de lo que pudo ser ese momento. Y no puedo. Me duele el estomago y el corazón. Es increíble que a un año la situación siga sin culpables. Pero así es aquí. En el país que celebra con orgullo su bicentenario mientras los narcos, asesinos y secuestradores siguen libres.

  2. Graciela Valladares said

    Que dios tenga en su gloria a estos angelitos. Ahora sabemos lo que pasa si no ponemos atención a lo que nos rodea, a tener los ojos bien abiertos ante el peligro, tener conciencia de lo que acometemos, creo que esta tragedia es una llamada de atención a todos, tanto a los dirigentes de este país y a la sociedad en general.
    No dejarnos llevar y creer que los otros van a ser precavidos y prever circunstancias futuras, es mejor cerciorarnos nosotros de que las cosas están por buen camino.
    YO PIDO PERDON A ESTOS PEQUEÑOS POR NO PERCATARNOS DE LOS EMINENTES PELIGROS que los rodeaban, les pido perdón por dejar gobernar a gente incapaz de salvaguardar nuestra seguridad.
    ESTA ES UNA DE LAS LECCIONES DE LA VIDA QUE MAS DUELEN.

  3. alfonsin said

    Te entiendo Any, cuando me enteré de esta tragedia no podía de pensar en esos niños, en sus últimos momentos, en sus lágrimas, en sus gritos llamando a mamá. Es terrible e imperdonable, como comenta Graciela. Sólo le pido a Dios que no se repita nunca más. Saludos a las dos…

  4. Azzy said

    ¡Qué injusticia! Esos niñitos eran inocentes angelitos. ¿Cómo es posible que hayan tan pocas regulaciones en una guardería? Eso fue una barbaridad.

  5. Daniela said

    Casi me pongo a llorar. Hace un tiempo, no se por que comence a tener miedo de que le pase algo parecido a mi hija. La idea de imaginar la desesperacion y el miedo en su cara, su rostro, sus lagrimas y su no-entiendo que ocurre pero se que hay peligro y no estoy protegido.

    Es inconcebible que hayan salido libres los dueños de la guarderia.
    La muerte de criaturas inocentes deberia pesar al maximo a la hora de castigos penales.

RSS feed for comments on this post · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: