Archive for junio, 2010

Gracias a la vida

«Mami… gracias por quererme» espetó Montse inesperadamente mientras le cubría con polvos de talco el cuello tras ponerle su pijama y echarle pomada en una pupa.

Tardé algunos segundos en reaccionar porque estaba sorprendida y encantada. ¿Era consciente mi hija de dos años del precioso valor de la gratitud? Desde hace un tiempo decidimos enseñar a la niña algunos valores importantes como la amabilidad, la cortesía, el agradecimiento. Empezamos, como se hace casi siempre, con el «por favor» y el «gracias». La niña suele dar las gracias si le das algo, si la ayudas con sus dibujos, si aceptas jugar con ella, en fin, las cosas cotidianas.

Pero cuando ayer por la noche me agradeció por quererla casi me voy de espaldas. El aprendiz de padre estaba presente y también vi sorpresa en su mirada. Es increíble las cosas que entienden los niños. Y es increíble también lo mucho que los adultos menospreciamos su inteligencia y su capacidad de absorción de conocimientos.

Mi hija me dio una lección de vida. Otra más de una larga lista que comenzó antes de que naciera. Ahora entiendo que ella sabe mucho de más de lo que aparenta. Conoce los sentimientos, los aprecia, los devuelve y es capaz de mostrarse agradecida ante la muestras de afecto de los demás. Yo simplemente la amo.

Anuncios

Comments (10)

La pequeña cocinera

Buscando ideas divertidas para pasar las tardes con Montse durante mis vacaciones en estos días de lluvia en los que no podemos dar ni un paseo, se me ocurrió preparar unas galletas caseras para merendar. Confieso que soy una negada para la gastronomía pero cuento con la valiosa ayuda de la abu Nena, quien nos asesoró para que Montse se estrenara en la cocina…La peque mezcló meticulosamente los ingredientes . La idea era que lo hiciera con las manos porque -en teoría- para los niños resulta muy divertido manipular la masa, pero Montse decidió que era poco higiénico y se negó a «enchusiarse».

Lo que si aceptó hacer manualmente -no le quedó de otra- fue darles forma  con un molde de corazón. Estaba encantada porque le salían «muy bonitas».

Y en realidad no le quedaron nada mal. Hizo varias mientras las repartía en voz alta: «Esta para Teté, esta para papá, esta para mi abu Nena, esta para mamá, esta es de nenecito…».

Después de unos minutos de horno la merienda de Montse estuvo lista. Las galletas quedaron deliciosas y la peque disfrutó mucho haciéndolas.

Comments (4)

In memoriam

Cierra los ojos e imagina la risa de un niño… de cincuenta niños. Escúchalos cantar y divertirse. Observa sus rostros iluminados con la chispa de la inocencia. Un rato después duermen la siesta y reina el silencio.

De repente sólo hay gritos y humo. Los adultos corren desesperados intentando encontrar salidas. Muchos niños se quedan entre las llamas.

Solos, llorando, sufriendo… muriendo.

Hoy hace una año del terrible incendio de la guardería ABC en Hermosillo, Sonora (México) en el que 49 menores perdieron la vida. No hay culpables. Los propietarios salieron en libertad bajo fianza. La guardería estaba situada junto a un almacén con materiales tóxicos. No tenía salidas de emergencia, ni detector de incendios, ni extintores… sin embargo, las autoridades aseguran que se trató de un «lamentable accidente». Tranquilos, no pasa nada.

Comments (5)

A %d blogueros les gusta esto: